sábado, 21 de enero de 2017

DESAYUNAR COMO REY,ALMORZAR COMO PRÍNCIPE Y CENAR COMO MENDIGO




Coma poco y bien

La investigación confirma que la restricción calórica alarga la vida de los primates y, sobre todo, mejora su calidad en la edad avanza

Ampliar foto
La fotografía muestra a un macaco que siguió una dieta baja en calorías. A la derecha, otro ejemplar, que comió todo lo que quiso y pudo. JEFF MILLER/UNIVERSIDAD DE WISCONSIN-MADISON
La ciencia depende para avanzar de confirmaciones tediosas, reproducciones exigentes y un permanente y prolongado escrutinio crítico, pero la vida personal de los científicos es mucho más normal que todo eso. Sus decisiones sobre la salud, en particular, suelen basarse en hipótesis fundamentadas, porque las confirmaciones a prueba de bombas tienen por costumbre llegar demasiado tarde para servir de algo. La confirmación de que la restricción calórica –comer poco y bien— alarga y mejora la vida de los primates solo ha llegado esta semana, como puedes leer en Materia, pero este redactor conoce a muchos biólogos de élite que comen de esa forma desde hace muchos años. Su apuesta era que lo que sirve para la levadura, el gusano, la mosca y el ratón tiene que servir para las personas. "Confía en la universalidad de la bioquímica", aconsejaba el premio Nobel Arthur Kornberg hace medio siglo. Confiemos pues.
Ahora, dos puntualizaciones importantes. La primera es que, en este contexto, "comer poco" no significa seguir la tradicional dieta para mantener el peso, del estilo 2.500 o 3.000 kilocalorías diarias, que suelen aconsejar los nutricionistas. Significa comer menos que eso, tal vez un 30% menos. Es decir, significa pasar hambre, y además guardando un cuidado exquisito para que no falte ningún nutriente esencial en la dieta. La segunda es que la confirmación de la que estamos hablando es por el momento en primates no humanos, de modo que seguimos sin disponer de la confirmación a prueba de bombas para los primates humanos.
Alargar la vida tiene un gancho indudable, pero los científicos y los médicos están mucho más interesados en la otra cara de la cuestión: que la restricción calórica mejora la vida incluso si no la alarga. Previene contra los cuatro jinetes del apocalipsis en los países desarrollados: infarto, cáncer, diabetes y neurodegeneración. La razón es que retrasa el envejecimiento, y con él la aparición de todas esas enfermedades que son las servidumbres de la edad. Esta es precisamente la clase de medicina preventiva que necesitamos, porque seguir basando el aumento de la esperanza media de vida en unos tratamientos del infarto cada vez más costosos es insostenible incluso a medio plazo. Y la exportación de nuestros festivales de la grasa occidentales a los países en desarrollo amenaza con generar una pandemia planetaria de obesidad, enfermedad y muerte prematura.
Pasar hambre, por supuesto, es un consejo mucho más fácil de dar que de seguir. La esperanza a la larga es descubrir algunas moléculas –candidatos a fármacos— que imiten los efectos de la restricción calórica sin someter a esa tortura a la gente. La rapamicina y el resveratrol (un componente del vino tinto) están sometidos a una investigación muy activa, pero nadie sabe cuándo dará sus frutos. Entretanto, lo mejor es que hagan ustedes como los científicos: coman poco y bien.

SALUD YANQUI,O PAGAS O MUERES

Donald Trump firma su primer decreto: flexibilizar la reforma sanitaria de Obama

El nuevo presidente firma los nombramientos de sendos generales como secretarios de Defensa y Seguridad Nacional


Donald Trump aprobó la noche del viernes su primer decreto como presidente de Estados Unidos. El objetivo fue una de sus enseñas de campaña: la reforma sanitaria del mandatario saliente, Barack Obama. La orden ejecutiva, que Trump firmó en el Despacho Oval tras finalizar el desfile presidencial, insta a los departamentos gubernamentales a flexibilizar la regulación relacionada con el llamado Obamacare, mientras el Congreso debate cómo derogar y reemplazar la ley.
Trump, este viernes, firmando su primer decreto en el Despacho Oval flanqueado por su vicepresidente y jefe de gabinete. EVAN VUCCI (AP) / EL PAÍS VÍDEO (REUTERS)
El decreto pide a las agencias que “alienten el desarrollo de un mercado abierto y gratuito” sobre servicios sanitarios, y permite anular provisiones de la ley que impongan cargas fiscales a los Estados y sus ciudadanos.
Poco después de la toma de posesión de Trump, la página web de la Casa Blanca recogía el listado de prioridades del nuevo presidente, que suponen un repliegue de Estados Unidos para centrarse más en sus problemas nacionales: recortes fiscales, derogación de regulaciones energéticas que obligaban a reducir emisiones contaminantes, impulso al proteccionismo comercial, refuerzo de las Fuerzas Armadas y la lucha contra el crimen, y un muro en la frontera con México contra la inmigración irregular. En política exterior, aboga por un plan “agresivo” contra el yihadismo. El republicano promete que los ciudadanos guiarán su política y dejarán de ser los “olvidados”.
Su equipo también eliminó de la página oficial de la Casa Blanca casi todas las menciones a las políticas de cambio climático. El movimiento no ha llegado por sorpresa. De esta forma, cumplía su promesa de hacer retroceder la política de Obama al respecto. Además, la página se ha remodelado: también se han eliminado los planes sobre los derechos de gays, lesbianas, transexuales y bisexuales (LGTB) y el resto de páginas en las que se informaba de las políticas del anterior presidente, informa The New York Times.

A Trump le quedan 13 jefes de departamento pendientes de ser confirmados por el Senado. En su primer día como presidente en 2009, Obama ya tenía a siete secretarios de su Gobierno oficialmente nombrados. A la espera de su aprobación por los legisladores, los departamentos tienen secretarios en funciones procedentes de la anterior Administración. Por ejemplo, el que era subsecretario de Estado con Obama, Tom Shannon, es ahora el jefe en funciones de la diplomacia estadounidense.
El republicano firmó además los dos primeros nombramientos de su Gobierno, después de ser aprobados por el Senado: los generales retirados James Mattis como secretario de Defensa y John Kelly al frente del Departamento de Seguridad Interior. Ambos juraron el cargo en una ceremonia con el vicepresidente Mike Pence.
En su primer comunicado presidencial, Trump elogió los nombramientos de Mattis y Kelly, e instó al Senado a cumplir su “obligación constitucional” y confirmar “con rapidez a mis altamente cualificados nominados para el Gobierno”.
“Estuve muy ocupado, pero estuvo bien. Un día precioso”, dijo Trump, sobre su investidura, en unas breves declaraciones a la prensa en el Despacho Oval, que sufrió sus primeras modificaciones tras la salida de Obama. Las cortinas grises situadas detrás del escritorio han sido sustituidas por unas doradas. Y además colocará un busto del ex primer ministro británico Winston Churchill.
En paralelo a la firma de la orden ejecutiva (decreto) sobre la reforma sanitaria, el nuevo jefe de gabinete de Trump, Reince Preibus, difundió un memorando en que insta a todas las agencias a congelar cualquier nueva regulación, según explicó el portavoz Sean Spicer.
El freno a regulaciones y a Obamacare eran dos iniciativas que se daban por descontadas en las primeras horas del republicano en la Casa Blanca. 
En varios documentos difundidos este viernes por la Casa Blanca, el equipo de Trump da algunos detalles sobre sus políticas económica, exterior y comercial. En energía, aboga por rebajar los límites contaminantes, pero no hay mención al Acuerdo de París contra el cambio climático, del que el republicano ha dicho que podría retirar a EEUU.
También llama la atención la escasa referencia a la política migratoria, más allá de prometer deportar a los inmigrantes indocumentados con antecedentes delictivos. Sobre el muro fronterizo con México, emblema de campaña, Trump reiteró la semana pasada que iba a construirlo y que preveía que lo pagara el país vecino.
Sí se mantiene la promesa de sacar a EE UU de la Asociación Transpacífica, el acuerdo de libre comercio con 11 países del Pacífico. El magnate, que hizo del proteccionismo una enseña electoral, considera el TPP un “desastre” y aboga por negociar acuerdos bilaterales. También apuesta por revisar el NAFTA, el acuerdo de libre comercio con México y Canadá, y amenaza con salirse del tratado si los otros dos países se oponen a renegociarlo.
En política exterior, Trump aboga por la doctrina de “paz mediante la fuerza”, un guiño a la estrategia estadounidense durante la Guerra Fría, abanderada por el expresidente Ronald Reagan. “Este principio hará posible un mundo estable, más pacífico con menos conflictos y más terreno en común”, señala uno de los informes de la Casa Blanca.
Pese a alejarse del multilateralismo, insignia de la presidencia de Obama, y de la idea de EE UU como faro moral, el texto defiende la vía diplomática en el tablero internacional y hablar con enemigos, como ha hecho Obama con Cuba e Irán. “El mundo debe saber que no vamos al extranjero en busca de enemigos, que siempre estamos contentos cuando viejos enemigos se convierten en amigos, y cuando viejos amigos se convierten en aliados”, sostiene la nueva Administración.

viernes, 20 de enero de 2017

Las orcas muestran para qué sirve la menopausia

Las crías de las madres maduras mueren más y se concentran en sacar adelante a sus nietas

Ampliar foto
Dos orcas, madre e hija, frente a las costas de Oregon, EE UU.  CENTER FOR WHALE RESEARCH
La menopausia es todo un misterio evolutivo. Solo hay tres mamíferos en las que sus hembras vivan mucho más allá de su vida reproductiva: las humanas y las de dos especies de delfines. Ahora, un estudio con una de ellas, las orcas, muestra que las crías de las madres maduras tienen una tasa de mortalidad que casi dobla a las de las jóvenes. También muestra que, cuánto mayor sea la hembra orca, mayor implicación en sacar adelante a las crías de sus hijas.
Es la llamada hipótesis de la abuela, postulada para explicar por qué las mujeres dejan de ser reproductivas alrededor de los 45 años y pueden vivir varias décadas más. Desde el punto de vista de la selección natural parece un desperdicio. En casi todas las especies las hembras pueden concebir hasta sus últimos días y, entre los grandes simios, son las maduras las que más conciben. La hipótesis de la abuela postula que en los primeros grupos humanos, las hembras mayores, ya infértiles, podían dedicar todo su tiempo, recursos y experiencia a ayudar a sus hijas con sus crías.
El caso de las orcas es aún más llamativo que el de las humanas. En estas, no ha sido hasta tiempos recientes que la esperanza de vida se ha doblado desde la última menstruación. Las hembras de estos cetáceos de la familia Delphinidae (Orcinus orca) entran en la menopausia a partir de los 30 años y pueden vivir más de 100 años, como hizo la venerada Granny.

El estudio, publicado en
 Current Biology, se remonta a 1973 y ha seguido la pista a 525 crías desde su nacimiento y hasta la madurez reproductiva y a sus madres. El resultado más llamativo es que, cuando una orca y su hija crían en el mismo año o el siguiente, la cría de la primera tiene 1,67 veces más probabilidades de morir antes de los 15 años, inicio de la fase adulta. Esto no sucedía cuando la orca madura criaba en periodos en los que su hija no lo hacía.Pero la hipótesis de la abuela, al menos en el caso de las orcas, es más descarnada de lo que parece. Durante 40 años, un grupo de investigadores ha estudiado a dos grupos de orcas residentes. Aunque la mayoría de estos cetáceos se mueven constantemente y a grandes distancias, algunas familias de la costa del Pacífico, frente a Canadá y EE UU, llevan una vida sedentaria, alimentándose de los salmones de la zona.
Hay otro dato que sostiene esta versión dura de la hipótesis de la abuela. Entre los mamíferos que forman grupos sociales (algunos grupos humanos lo han llevado al código civil) las crías que nacen primero tienen más posibilidades de salir adelante. Ya sea porque recibe más cuidados o porque se aprovecha de poder mamar de varias madres, ser el primero es una ventaja. En las orcas no sucede así. Las crías de orcas jóvenes nacidas después que la cría de una orca madura siguen teniendo más chance para llegar a los 15 años.
"La menopausia ha evolucionado como el resultado tanto de los beneficios que las hembras mayores pueden ofrecer a sus crías y las crías de estas como de los costes de la competición por reproducirse", dice el profesor de conducta animal de la Universidad de Exter (Reino Unido) y principal autor de la investigación, Darren Croft. "Nuestras anteriores investigaciones mostraron cómo las hembras mayores ayudaban pero no por qué dejaban de reproducirse. Las hembras de muchas especies siguen siendo líderes hasta el final de sus días, pero siguen reproduciéndose, pero este nuevo trabajo revela que las hembras más viejas llegan a la menopausia porque pierden la competición reproductiva con sus propias hijas", añade.

jueves, 19 de enero de 2017

EL CAPITALISMO EUROPEO ES EL GRAN EXTINTOR

Los hombres blancos europeos causaremos una extinción en masa de los primates en 50 años

  • .
Junto a otros primates no humanos, de las 500 especies de monos y simios que existen, más del 60% está amenazado y el 75% sufre un gran declive. Pero la situación no hará más que empeorar en las próximas décadas. La inminente extinción de la mayoría de especies de primates se deberá a las actividades humanas, como la agricultura intensiva, según la evaluación global más completa sobre su estado de conservación. 

<p>Una hembra de gorila junto a su cría de cuatro meses en la República Democrática del Congo. / Conservation International | Russell A. Mittermeier</p>
Una hembra de gorila junto a su cría de cuatro meses en la República Democrática del Congo. / Conservation International | Russell A. Mittermeier
Lemúridos, lorísidos, galágidos, társidos, monos y simios no solo son nuestros parientes biológicos más cercanos, sino que también ofrecen una visión única de la biología, el comportamiento y la evolución humana. Pero a pesar de nuestra cercanía, estos primates no corren la misma suerte que el ser humano.

La revisión –publicada en 
Science Advances y que combina datos de la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza, artículos científicos y bases de datos de Naciones Unidas– apunta a las crecientes presiones a escala local, regional y global que el ser humano ejerce sobre estos mamíferos en América del Sur, África, Madagascar y Asia como la principal razón de su delicada situación. Según el trabajo, estas amenazas resultarán en una extinción global de cerca del 75% de las especies en los próximos 25-50 años.El 60% de las más de 500 especies de primates no humanos que existen en el mundo está amenazado y el 75% tiene poblaciones en claro declive. Así lo confirma un equipo de 31 primatólogos en el mayor análisis realizado hasta el momento sobre la situación, las amenazas y los esfuerzos de conservación de estos animales.
“Para muchas de estas criaturas es realmente su última hora”, confiesa Paul Garber, coautor de la evaluación y profesor de Antropología de la Universidad de Illinois (EE UU). La situación del orangután de Sumatra, que ha perdido el 60% de su hábitat entre 1985 y 2007, es claro ejemplo de ello.
“Muchas especies de lémures, monos y simios –como el lémur de cola anillada, el colobo rojo de Udzungwa, el langur negro de nariz chata, el langur de cabeza blanca y el gorila oriental de llanura– tienen poblaciones de pocos miles de individuos y, en el caso de otros, como el gibón de Hainan en China, solo quedan unos 30 ejemplares”, añade el científico, que ha colaborado con otros centros de investigación como la Universidad Nacional Autónoma de México.
170118_primates_extincion3
Bosques convertidos en pastos en Brasil. / Rhett A. Butler
La agricultura acecha a los primates
La rápida y extensa pérdida de hábitat debido a la expansión de la agricultura industrial, la ganadería, la explotación petrolera y minera y la construcción de presas y carreteras para extraer recursos son las principales amenazas de estos animales. Pero se unen otras, como la caza de estos primates o el tráfico ilegal de miles de ejemplares que se convierten en mascotas.
De todas las amenazas, la agricultura es la que genera las peores consecuencias. “Las prácticas agrícolas están destruyendo el hábitat vital del 76% de todas las especies de primates en el planeta", explica el investigador, que detalla que la producción de aceite de palma, soja y caucho, así como la tala y la ganadería están destruyendo millones de hectáreas de bosque. 

Una extinción evitable
 “Estos mamíferos se aferran a los bosques de China, Madagascar, Indonesia, Tanzania y República Democrática del Congo y, a menos que la conservación se convierta en una prioridad global, muchas de las especies de primates desaparecerán en los próximos 25 años”, continúa Garber. 
Por todas estas razones, los expertos piden una acción urgente a escala regional y global para proteger a las poblaciones de primates silvestres que se encuentran en peligro de extinción por la acción humana, sobre todo en países como Brasil, Indonesia, Madagascar y la República Democrática del Congo, que albergan dos tercios de todas las especies de primates.
Dado que la mayoría de los primates vive en regiones donde las poblaciones humanas tienen tasas de crecimiento de cerca del 3% al año y se caracterizan por altos niveles de pobreza y desigualdad, los científicos proponen iniciativas dirigidas también a mejorar la salud, el control de natalidad, el acceso a la educación de las personas y el desarrollo de proyectos sostenibles.   
“Abordar la pobreza local y facilitar el crecimiento demográfico es un componente necesario de la conservación de los primates. Construir economías basadas en la preservación de los bosques y sus habitantes y ampliar las oportunidades educativas para las mujeres sería el comienzo para dirigir algunas de las mayores amenazas de estos animales”, expone Garber. 
“Tenemos una última oportunidad para reducir o incluso eliminar las amenazas humanas hacia los primates y sus hábitats, para orientar los esfuerzos de conservación y aumentar la concienciación. Después de todo, los primates son nuestros parientes biológicos más cercanos”, concluyen los investigadores. 
170118_primates_extinción5
El langur negro de nariz chata en China. / Paul. A. Garber
Referencia bibliográfica: 
Alejandro Estrada et al. “Impending extinction crisis of the world’s primates: Why primates matter”. Science Advances 2017;3: e1600946

miércoles, 18 de enero de 2017

RIZAN EL RIZO,SIMPLES RACISTAS DE MIERDA...

Los prejuicios racistas cambian con los latidos del corazón

  • .
La expresión de algunos sesgos raciales puede ser modulada por las señales que nuestro corazón envía al cerebro en cada latido. Una investigación de la Universidad Royal Holloway de Londres muestra que la percepción de una persona negra como una amenaza depende de cuándo se procese la información: en la sístole o en la diástole.
.
<p>Funeral de Walter Scott  el 11 de abril de 2015 en Summerville (Carolina del Sur, Estados Unidos) que fue asesinado por un policía de North Charleston después de una parada diurna de tráfico por una luz de freno que no funcionaba. / EFE</p>
Funeral de Walter Scott  el 11 de abril de 2015 en Summerville (Carolina del Sur, Estados Unidos) que fue asesinado por un policía de North Charleston después de una parada diurna de tráfico por una luz de freno que no funcionaba. / EFE
Nuestros latidos pueden incrementar los prejuicios raciales. Los participantes en un estudio publicado esta semana en Nature Communications fueron más propensos a percibir erróneamente una situación que involucraba a una persona negra como una amenaza durante el latido del corazón, en lugar de entre latidos.
En la sístole, los voluntarios eran un 10% más propensos a percibir el objeto como una pistola en vez de un móvil cuando estaba en manos de un negro
En el estudio, realizado por investigadores de psicología de la Universidad Royal Holloway de Londres, han participado 32 voluntarios a los que se controló el ritmo cardiaco mientras se les mostraban fotografías de personas blancas y negras portando objetos que podrían ser un arma, un teléfono móvil o una herramienta manual.
Los investigadores encontraron que cuando se presentaba la imagen durante el latido del corazón (sístole) en vez de entre latidos (diástole), los voluntarios eran aproximadamente un 10% más propensos a percibir el objeto como si fuese una pistola –en lugar de un objeto inofensivo, como un  móvil– cuando estaba en manos de un individuo negro.
“El corazón y el cerebro, los dos órganos más importantes del cuerpo, participan en un diálogo constante. Con cada latido, el corazón envía señales al cerebro informándole sobre sobre su ritmo cardiaco y la presión arterial. Le informa sobre el contexto fisiológico dentro del cual tienen lugar los procesos cerebrales y la cognición –por ejemplo, la percepción–”, explica a Sinc Manos Tsakiris, profesor de investigación de la universidad londinense y autor principal del trabajo.
Señales al cerebro
Según Tsakiris, trabajos anteriores se habían centrado en el mismo mecanismo que se ha estudiado ahora, es decir, las señales que el corazón envía al cerebro durante la sístole. “Se ha demostrado que las imágenes relacionadas con el miedo son percibidas como más amenazantes durante esa fase cardiaca. Nosotros hemos utilizado este mecanismo para entender su importancia en la expresión de la discriminación racial”.
El autor añade que "hay muchas pruebas que demuestran que las personas son más propensas a identificar erróneamente objetos inofensivos como si fueran armas cuando son portados por personas de raza negra”. Los acontecimientos recientes han puesto este sesgo en primer plano, ya que sabemos que en EE UU la probabilidad de que un afroamericano asesinado por disparos de la policía vaya desarmado es el doble que la de un ciudadano blanco.
“Las asociaciones negativas entre la amenaza y la raza está también influenciada por señales neurofisiológicas”, dice Tsakiris
La existencia de este sesgo está bien documentada, pero “hasta ahora no habíamos entendido cómo nuestro corazón puede influir en nuestra cabeza cuando se trata de percibir la amenaza. La excitación corporal juega un papel importante en cómo nuestro cerebro interpreta una situación y las decisiones que tomamos posteriormente", agrega.
El estudio demuestra –dice Tsakiris– que “más allá de las asociaciones negativas entre la amenaza y la raza que existen en nuestra cognición, su expresión está influenciada también por señales neurofisiológicas”.
En particular, destaca, “nuestros hallazgos muestran que las asociaciones raciales estereotipadas negativas no están solo asimiladas en nuestra cultura sino también en nuestra  fisiología”.
En su opinión, el hecho de que gracias a su estudio se tenga un conocimiento adicional sobre este importante mecanismo podría servir para entender mejor la comunicación entre corazón y cerebro. “También será útil para diseñar intervenciones que puedan potenciar procesos cognitivos más controlados con el fin de mitigar las tragedias causadas por prejuicios raciales”, concluye.
Referencia bibliográfica:
Ruben T. Azevedo, Sarah N. Garfinkel, Hugo D. Critchley, Manos Tsakiris. “Cardiac afferent activity modulates the expression of racial stereotypes”. Nature Communications (17 de enero, 2016) DOI 10.1038/NCOMMS13854